viabizzuno

worldes

world

villa en rovereto
ubicaciòn:rovereto, trento
proyecto:arch. luca marastoni
comprador:privato
proyecto luminotécnico:studio marastoni architetti e ingegneri associati
revendedor Viabizzuno:luce e design, trento
responsable técnico de zona:sonia schiavone
capataz:ing. marco pedri
el lugar, como a menudo sucede, ha sugerido las líneas básicas de esta actuación. la montaña que del oeste asoma al valle del adige forma el soporte natural de una arquitectura que se protege del bosque con un muro curvilíneo revestido de piedra, y se abre con grandes paredes acristaladas hacia poniente, para vivir en simbiosis con un panorama extraordinario. el gran bowindow que delimita la zona de día está hecho con cristaleras en toda su altura, fundiendo el interior y el exterior. del mismo todo, el suelo de roble blanqueado, continuo en toda la superficie interna, sale a la gran terraza manteniendo una uniformidad en alineación y colocación que elimina idealmente los confines físicos de la estructura. piedra, madera y cristal son los elementos fundamentales del proyecto, que refleja en su alzado principal la filosofía de base de la intervención: una gran línea curva encierra y protege volúmenes distintos, que siempre pueden diferenciarse por sus funciones. esta coherencia entre planta y alzado permite controlar formalmente la continuidad filológica de la actuación que hace de guía y dirección al pensamiento arquitectónico. la estructura del edificio se ha construido con un armazón de cemento armado y muros portantes de poroton parcialmente revestido con piedra caliza. el estudio de la cubierta, habida cuenta del perfil curvilíneo, ha exigido una especial atención al desarrollo de la ventilación, que se ha resuelto con soluciones especiales de conexión en la parte central. el cuerpo se ha realizado con una estructura portante de vigas de abeto laminar blanqueado, elementos aislantes de fibras de madera prensadas y cubierta en hojas de rheinzink. los espacios internos giran en torno al doble volumen que caracteriza con un juego de planos verticales y horizontales toda la zona de día. los suelos, siempre legibles, reciben tratamiento de elementos arquitectónicos y se dejan a la vista mediante parapetos acristalados sin montantes. los cuatro pilares que separan el comedor de la zona de estar realzan la alineación estructural del muro principal del edificio que, de ese modo, pasa a ser parte integrante del mobiliario interno y no se limita únicamente a la función estática. todo el mobiliario, en roble blanqueado, mdf lacado en blanco y hierro natural, es de diseño y completa la estructura manteniendo inalterada la línea proyectual para garantizar a la vivienda una armonía de lenguaje. los aspectos minimalistas de las líneas se combinan con los materiales de revestimiento que sugieren las funciones dentro de dichos espacios. por ejemplo, el mosaico rectangular de gres negro reviste únicamente el ángulo pared-piso bajo los sanitarios del baño de la zona de día. el cuarto de baño principal ha sido proyectado para fundir el exterior y el interior en un volumen de amplias dimensiones donde una gran cristalera sustituye a toda la pared oeste. de ese modo, el baño disfruta del espacio externo aumentando sus ya generosas medidas. como siempre ocurre, la iluminación juega un papel fundamental a la hora de transformar en sensación el volumen proyectado. la luz natural y artificial sigue el ritmo del edificio y realza los espacios y los materiales utilizados: luces rasantes para acentuar el veteado de la piedra o la vibración horizontal de los listones de madera; cuerpos iluminantes empotrados para ejercer una acción de efecto escénico, tratando de crear líneas de sombra más que de luz; pocos elementos externos, de decoración, donde además de la función luminotécnica resulta necesaria una presencia sugestiva incluso en ausencia de luz.

scroll

mouse

HTML 4.01 Valid CSS Page loaded in: 3.167 - Powered by Simplit CMS