viabizzuno

worldes

ssuscríbete a la newsletter

suscríbete a la newsletter

world

iglèsia de los santos quirico e giulitta en camnago
ubicaciòn:camnago di lentate sul seveso, monza-brianza
proyecto:arch. ivano barison
comprador:parrocchia dei santi quirico e giulitta
proyecto luminotécnico:Viabizzuno inmilano
revendedor Viabizzuno:tuttaluce, como
responsable técnico de zona:matteo vivian, m.vivian@viabizzuno.com
foto:anna molteni
la iglesia de los santos quirico y giulitta, construida entre 1913 y 1915, con amplio pórtico orientado hacia el sur en dos niveles, se levanta longitudinalmente a un eje vial primario curvilíneo que puentea las variaciones altimétricas características de la topografía de este pueblo de colina. el deterioro del pórtico ha hecho necesarias una serie de intervenciones urgentes de restauración, consolidación estructural y recalificación. las obras han consistido en la renovación completa de la pavimentación, la realización del sistema de recogida de aguas meteóricas, el reacondicionamiento de los elementos deteriorados, con la reconstrucción de algunas partes, la reparación de las lesiones de las paredes, la limpieza de paredes y escalinatas, la reparación de parte del enlucido y de las cubiertas en cemento con enfoscado final, la reorganización del espacio verde y la realización de la iluminación. el nuevo dibujo del pavimento y la colocación de los postes de iluminación en los dos niveles del pórtico ha dado centralidad al eje principal de la iglesia. las hileras de plantas (12 cercis siliquastrum), los arbustos, las herbáceas y las gramináceas (unas 150, entre ellas algunas variedades raras), junto con la barandilla de protección en láminas de acero de color marrón tostado filtran el pórtico con respecto a la carretera, formando un espacio más reservado que prepara espiritualmente para la entrada en la iglesia. la disposición irregular de las láminas, que simboliza el trayecto vital del hombre, se regulariza en algunos puntos precisos para crear un efecto en forma de cruz. la pavimentación se ha hecho con baldosas de lavarosa, que se integra muy bien con el color del enlucido de la iglesia y de las paredes del pórtico, y baldosas de gris perla toscano que trazan el dibujo; éste, en la parte superior del pórtico, mediante un juego de vacíos y llenos, recrea en su motivo central la planta de la iglesia, de cruz griega, y se abre plenamente hacia el portón principal, encuadrando en la visual también las dos entradas laterales. el dibujo del pavimento del pórtico inferior mantiene las características del superior, perdiendo la representación explícita de la cruz, para así identificarse, de modo aún más simple, como espacio de tránsito. aprovechando los 70 metros lineales de tierra que ceñían la superficie pavimentada del pórtico, se ha querido crear un jardín en un lugar donde el poco espacio verde que existía se había reducido únicamente a un discontinuo y deteriorado seto bajo de boj común. el desarrollo lineal ha permitido la plantación de los cercis siliquastrum, planta caducifolia que puede alcanzar los 8 m de altura, con un tronco que mantiene unas proporciones reducidas y que crece a pleno sol. se han tenido en cuenta tanto las características físicas, de porte y desarrollo de la planta, como las ornamentales en los ritmos estacionales: por su aspecto decorativo en los meses de floración, abundante cuando todavía buena parte de la vegetación aparece desnuda; por la parte aérea vaporosa y delicada, con hojas acorazonadas verde claro que, sobre todo después de la floración, proporcionan una sensación de gran ligereza; por la presencia prolongada de hojas y frutos. la iluminación del pórtico se efectúa con lámparas cubo montadas en poste de acero corten situadas a los lados de las escalinatas, compuestas por elementos con óptica de luz difusa dirigida al pórtico y con óptica puntual hacia los escalones, visualmente poco invasivas, y que por su estructura y color se integran bien con los elementos que constituyen la iglesia y el pórtico y evocan los troncos de los árboles y los portones de madera. las lámparas acentúan visualmente el eje central de la iglesia, atrayendo la mirada hacia el portón central, símbolo de cristo. crean una luz suave y cálida, en relación con las baldosas de lavarosa del pavimento. la iluminación vespertina y nocturna crea un vibrante juego de luces y sombras sobre la barandilla de láminas de acero. a lo ancho de la fachada, cuatro lámparas m3 empotradas en el suelo y dos lámparas cubo medium corten montadas en poste iluminan con equilibrada intensidad el frente de la iglesia y las ábsides laterales. elemento de seguridad, la luz identifica también visualmente la iglesia como punto de referencia para la comunidad parroquial.

scroll

mouse

HTML 4.01 Valid CSS Page loaded in: 3.167 - Powered by Simplit CMS