viabizzuno

worldes

world

marcello chiarenza
  …¡adán! ¡adán! bien hubieras podido llamarme…no he conseguido abrir…he tenido que entrar por la ventana ¿pero qué es esto? ¡hay agua por todas partes!…si hasta la puerta se ha hinchado. ¡eh, adán, acabo de llegar! ¿por qué estás a oscuras esta noche? aquí estoy de nuevo en este caos de casa tuya, si se puede llamar caos a este desbarajuste de casa inundada. ¿dónde está? no se ve nada… ¿dónde se esconde? no, no es a tí, que seguramente estás durmiendo todavía y sueñas conmigo que soy tu sueño. ¿dónde estás? lo pregunto al interruptor, que esta noche ha decidido esconderse en la oscuridad. ¿te das cuenta, hijo bendito, que basta un gesto? un dedo que pulsa un botón y tu mano, adán, se convierte en la mano de dios… clic clac. ¡adán! ¿no te parece maravilloso? ¿cuándo lo encuentras? no, no a dios, el botón. por el momento estoy todavía a oscuras, palpando la pared con las manos… ¡mira que es larga la pared, cuando buscas el interruptor! sé que está ahí, a la derecha o a la izquierda de la puerta… pero no encuentro la puerta… se ha debido de ir con la corriente… con los pies en el agua es peligroso… ¡luz! gracias a dios, ha vuelto la corriente… de 'el sueño de adán', texto teatral de marcello chiarenza

scroll

mouse

HTML 4.01 Valid CSS Page loaded in: 3.026 - Powered by Simplit CMS